Cuanto más aceite se vende menos cobran los olivareros

Existe una notable alarma en el sector productor del aceite de oliva español. No entienden que, mientras que las exportaciones crecen un 80% con respecto al año pasado y el consumo interno se va recuperando, los precios en origen caen a niveles muy por debajo de la rentabilidad. A mayor demanda de un producto debería subir el precio del mismo, algo que no ocurre con el aceite de oliva. Una situación que ha denunciado el responsable nacional de olivar de COAG, Gregorio López, que señaló que «el boom del aceite de oliva español en los mercados no se está traduciendo en precios rentables para el agricultor» ya que estos han caído por debajo de los precios de rentabilidad en contraste con lo que está ocurriendo en otros países productores como Italia, Grecia o Túnez.

Los últimos datos presentados por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) cuantifican las exportaciones hasta el 30 de abril de 2014 en 611.200 toneladas, lo que significa un aumento del 80% respecto a la campaña pasada, en la que ya se alcanzaron cifras récord. En el mercado interior se han comercializado un total de 337.200 toneladas, con un incremento del 20% respecto a los datos de la campaña pasada. Además, para este año la campaña se prevé muy corta por los problemas de floración ante la ola de calor de finales de abril y principios del mes de año y por la propia vecería que afecta al olivo tras un año de gran producción.

Sin embargo, estas condiciones óptimas de mercado no están teniendo su reflejo en los precios en el campo. En las últimas semanas, el aceite de oliva virgen en origen ha caído por debajo de 1,80€/kg, unas cotizaciones muy alejadas de los costes de producción cuantificados por el Ministerio de Agricultura (2,49€/Kg). «Esta situación contrasta con la de los principales países productores en la zona euro, caso de Italia o Grecia, donde el aceite cotiza a 3,40€/Kg y 2,46€/Kg respectivamente, o en el caso de Túnez, donde se sitúa en 2,41€/Kg.» explicó López

«No se están cumpliendo las leyes de oferta y demanda. Las autoridades de Competencia deben clarificar si hay acuerdos o abuso de poder en el mercado para especular con el producto, e investigar si la distribución ha puesto en marcha algún tipo de estrategia para bajar los precios en origen, jugando así con la ruina de los agricultores en regiones de nuestro país muy castigadas por la crisis y el paro», subrayó Gregorio López quien culpó a la gran distribución que «con sus prácticas abusivas y especulativas, los tres grandes operadores comerciales, Sovena, Migasa y DEOLEO (que acaparan el 75% del mercado) y las cadenas de distribución se van a cargar a la gallina de los huevos de oro».

COAG ya ha pedido al ministerio de Agricultura que convoque de inmediato el Comité de Seguimiento del acuerdo para incrementar la valorización del aceite de oliva con el objetivo de estudiar medidas que reactiven los precios en origen.