El plazo de contratación del módulo P del seguro de olivar finaliza el 30 de junio

La entidad aseguradora ha detallado que en la anterior cosecha se firmaron más de 14.730 pólizas que dieron cobertura a una superficie que superó las 170.000 hectáreas de olivar y a una producción de casi 650.000 toneladas en toda España, con un capital asegurado de 238,83 millones de euros. Asimismo, Andalucía concentra en torno al 80% de la producción nacional asegurada, y más del 70% de la superficie.

Según Agroseguro, las condiciones climáticas registradas durante los últimos años se han caracterizado por su gran variabilidad y por la ocurrencia de fenómenos de gran intensidad. Así, a lo largo del ejercicio 2013 se han ido sucediendo temporales de frío, fuertes tormentas de nieve y lluvia o intensas tormentas de pedriscos que comenzaron al inicio de la primavera y que se repitieron entre abril y octubre, concentrándose sobre todo en los meses de julio y agosto. En total estos fenómenos generaron una siniestralidad que alcanzó los 3,8 millones de euros.

En lo que llevamos de año, la entidad ha precisado que se han sucedido diversos temporales con fuertes vientos que han causado daños a distintas producciones. También se han registrado heladas muy localizadas y, con la primavera, las primeras tormentas de pedrisco.

Además, diversas zonas de la península están comenzando a sufrir los efectos de una sequía, que en el caso concreto de algunas provincias de Andalucía viene provocada por la escasez de precipitaciones.

Agroseguro ha recordado que 2012 también fue un año difícil en lo que se refiere a la meteorología y la siniestralidad que generó. En el caso del olivar, la siniestralidad superó los 53 millones de euros.