Riego y abonado

A la hora de realizar cualquier tratamiento nos aseguramos antes de lo que necesita su árbol.

Realizamos muestras de hojas y de suelo, con el fin de poder preparar un plan de abonado adaptado a las necesidades de su olivo, ya sea de “fondo” (antes o después de la recogida, dependiendo del estado de los árboles), o de “fertirrigación” (en la época adecuada).

Para realizar el plan de abonado tenemos en cuenta factores como la pluviometría del año, la última cosecha, la disponibilidad y sistema de riego, la posibilidad de abonado en el riego (fertirrigación) y los resultados de diversos análisis.

riego-001